fondo red white blue

13 feb. 2012

Querida Wislawa

Wislawa Szymborska

Después de cada guerra/alguien tiene que limpiar/no se van a ordenar solas las cosas/ digo yo.

Esta señora de sonrisa dulce es una de las poetisas más conmovedoras de la literatura reciente. Su poesía, tan verdadera, tan profunda, tan sencilla y tan bella, es de las que llegan al fondo del alma. Cuando conoces a Wislawa, no puedes dejar de leerla. La universalidad de su poesía le valió el premio Nobel en el año 1996. Mi única pena es no saber polaco para leerla en su idioma materno pero incluso a través de la traducción podemos respirar el lirismo de sus versos.

Wislawa ha muerto, mientras dormía, a los 88 años. Alma se tiene a veces, decía. Hoy, nos falta a todos los amantes de la poesía. Sin embargo, sus versos reposan al lado de los de Rosalía en nuestra biblioteca, esperando que algún lector, quizás por equivocación, la descubra y la adore, seguro, para siempre.



Vietnam
Mujer, ¿cómo te llamas? -No sé.

¿Cuándo naciste, de dónde eres? -No sé.

¿Por qué cavaste esta madriguera? -No sé.

¿Desde cuándo te escondes? -No sé.

¿Por qué me mordiste el dedo cordial? -No sé.

¿Sabes que no te vamos a hacer nada? -No sé.

¿A favor de quién estás? -No sé.

Estamos en guerra, tienes que elegir. -No sé.

¿Existe todavía tu aldea? -No sé.

¿Éstos son tus hijos? -Sí.



De "Mil alegrías -Un encanto-" 1967

Versión de Gerardo Beltrán



No hay comentarios:

Publicar un comentario